Hay imprevistos que podrían arruinar una sesión de foto… como perder un diente en el fondo del océano…
Hay quiénes habrían cancelado toda la sesión… y luego hay locos como yo que siguen hasta el final para que todo salga bien ante las adversidades…
Pues eso… el resultado… lo juzgaran por ustedes mismo…

Pero a mí… ¡¡¡Me encanta!!!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *